La evolución que han sufrido las tecnologías en los últimos años ha sido enorme. Cambios que se han aplicado a la sociedad, las escuelas, las empresas, y que cada vez están más arraigadas en nuestras costumbres.

En la década de los 70 se inició el punto de partida en el desarrollo de la Era Digital. Y, poco a poco, el acceso a internet, mejoras en las telecomunicaciones, extensión del uso de la informática en los hogares,… han ido posibilitando un bum comunicativo a través de estos canales.

Para entender mejor este fenómeno debemos definir que son las TICs y su impacto en el mundo de las empresas.

Las TICs, o Tecnologías de la Información y la Comunicación, son el conjunto de herramientas accesibles desde diferentes dispositivos que nos permiten hacer llegar y compartir información de todo tipo con quien deseemos.

Estas herramientas nos permiten una comunicación bidireccional instantánea, segura y eficaz. No importará el lugar donde te encuentres. Si dispones de un dispositivo móvil u ordenador podrás acceder a estas herramientas.

Este hecho ha revolucionado el mundo de las comunicaciones como lo conocíamos hasta ahora, permitiendo compartir por canales digitales elementos tales como vídeos, textos, imágenes, música o voz.

Las TICs también han facilitado muchas tareas de la vida cotidiana, automatizado tareas y conectado a las personas gracias a las mejoras en redes y herramientas de comunicación.

Clasificación de las TICs

Podemos clasificar las TICs en función de:

  • Canal de comunicación o redes: telefonía, banda ancha, televisión, radio, …
  • Dispositivos o terminales: ordenadores, tablets, teléfonos móviles, televisores, …
  • Servicios o herramientas: servidores de correo electrónico, redes sociales, blogs, banca electrónica, etc

La mejora tecnológica de la banda ancha y de la telefonía móvil han permitido una comunicación más rápida y fluida. A partir de esta evolución se ha podido crear una mejora en dispositivos más potentes, que transmitan más rápido la información que generan.

Estas evoluciones han permitido una mejora en los servicios tales como correo electrónico y redes sociales a la hora de prestar su servicio.

Las TICs en las empresas

Y todo esto nos lleva al nivel de las herramientas que pueden utilizar las empresas y beneficiarse de la evolución que se ha vivido en este campo.

En los últimos años no es nada descabellado ver aplicaciones de todas las empresas. Ya sea para facilitar la compra de sus productos (herramientas e-commerce) o para hacer promociones y descuentos a los clientes.

Además de estos elementos de comunicación, las empresas se valen de las Redes Sociales para hacer llegar sus promociones y ofertas a los clientes. Los clientes podrán ver comentarios y valoraciones de otros clientes con respecto a una determinada empresa o servicio.

Tecnologías de la Información y la Comunicación para las empresas

Una página web, dispositivos que usan los empleados o incluso las herramientas ofimáticas que utilizan las empresas, algunos de los ejemplos de TICs en las empresas.

Gestionar toda la información y trabajo que se mueve en una empresa es hoy en día mucho más fácil gracias a la evolución que ha sufrido el mundo de las tecnologías de la comunicación.

Herramientas como un CRM Online o un ERP posibilitan gestionar la relación con los clientes, interacciones entre empleados y comunicación entre los diferentes departamentos de una empresa, a pesar de poder encontrarse en diferentes países o kilómetros de distancia.

Ventajas de las TICs en las empresas

Gracias a herramientas como una página web las empresas se pueden dar a conocer en las redes. Promocionarse en redes sociales, tener aplicaciones e-commerce, gestionar una base de datos de clientes con un CRM o incluso anunciarse en televisión pueden aportar a las empresas innumerables ventajas:

  • Llegar a mercados más lejanos de su situación física: Mayor difusión
  • Dar un servicio mejor a sus clientes gracias al Feedback obtenido
  • Comunicaciones ágiles, eficaces y menos costosas.
  • Automatizar procesos.
  • Ahorrar tiempo y costes.
  • Digitalización de la información.
  • Contribuye a la expansión de la empresa.
  • Mejora la imagen de tu empresa.

A pesar de todas estas ventajas y beneficios son muchas las pyme que aún se resisten a formar parte de esta vorágine tecnológica. Cada vez más los consumidores exigen vías de comunicación más sencillas con las empresas, ya sea a través de redes sociales, página web o correo electrónico.

Y esto se debe en gran parte a la evolución que toma la sociedad. Cada vez más ocupada y cada vez con menos tiempo disponible. Toda herramienta que ahorre tiempo será valorada muy positivamente.

Y tú: ¿qué es lo que más valoras de la evolución de las Tecnologías de la Comunicación?