En las tiendas de aplicaciones de nuestros dispositivos móviles podemos encontrar infinidad de aplicaciones destinadas a hacernos la vida más fácil.

Hoy en día podemos hacer la compra desde nuestro móvil, tumbados en el sofá. Pedir un producto al otro lado del mundo y recibirlo en pocos días.

Pero también existen Apps para vender, es decir, que nos ayudan en el proceso de venta.

Ambas cumplen con el propósito de vender pero, en unas el uso de la app lo efectúa el mismo cliente y en otras es el vendedor. Incluso existe un tercer tipo de app para ventas. ¿Quieres saber cuál es?

¿Qué app debemos utilizar? Dependerá de qué queremos conseguir, si nuestra intención es vender o comprar, si somos una empresa o un particular. Si nuestra venta es puntual o, en cambio necesitamos esa herramienta como ayuda para vender en nuestro negocio.

Apps para ventas: CRM

Una app para ventas por excelencia es el CRM. Desde ella las empresas realizan el seguimiento de sus clientes, oportunidades de venta, reportes e informes comerciales,…

El acceso a la misma es exclusivamente por parte de los integrantes de la empresa. Estos la utilizan como soporte y BBDD en sus visitas comerciales. Su diseño debe resultar sencillo y útil ya que debe agilizar y facilitar las tareas administrativas del proceso de venta.

Puede tener diferentes roles y nivel de jerarquía, dependiendo de la necesidad de la empresa.

Un ejemplo de este tipo de app para ventas es uSell CRM. Permite a las empresas un seguimiento de sus clientes a la vez que facilita la tarea de vender a los comerciales.

Nos encontramos ante una app de gestión y seguimiento de clientes que aporta al equipo comercial un soporte ideal para efectuar su tarea en movilidad.

Usuario final: el cliente

app para ventas

Cuando una app está destinada a que el propio cliente sea quien accede para comprar nos encontramos ante una app Econmerce o Marketplace.

Este tipo de aplicaciones elimina las barreras de tiempo y espacio. El cliente puede acceder cómodamente desde su dispositivo valiéndose de internet. A cualquier hora y desde cualquier lugar.

Presentan una interfaz atractiva y sencilla. Normalmente incitan a comprar más haciendo sugerencias al cliente para que añada artículos afines a su compra.

Podemos encontrarnos con aplicaciones que para acceder requieran de un registro previo y necesiten acceso con usuario y contraseña. Muchas empresas que su clasificación de venta es B2B utilizan ese tipo de registro.

Prácticamente todas las grandes empresas, sobre todo en moda, ya disponen de este tipo de apps para sus clientes. También son muy comunes en cadenas de comida rápida, supermercados o incluso tiendas de deporte.

Portales de compraventa

En este caso la App sirve de plataforma para que compradores y vendedores puedan contactar. Los usuarios accederán normalmente mediante un registro previo dónde deben crear un perfil. Podrán colgar sus productos para vender, con imágenes y descripciones.

Disponen de un sistema de comunicación interna para que los usuarios contacten y puedan llegar a un acuerdo.

A veces estas plataformas cobran por facilitar el acceso, por publicitarse o un porcentaje por venta realizada.

Como ejemplos de este tipo de apps para venta tenemos Wallapop, Vibbo o incluso Ebay.

Este tipo de app permite vender todo tipo de artículos, aunque siempre existen restricciones legales (no se permiten la venta de armas, sustancias ilegales, animales, etc). Se pueden vender productos usados, nuevos, artesanales, creaciones a medida,…

¿Qué App para ventas necesitamos?

Primero debemos saber qué tipo de App para ventas necesitamos para después, elegir entre su clase la más adecuada.

Si somos un particular que quiere vender la ropa de esquí que se le ha quedado pequeña a nuestros hijos, obviamente no necesitamos un CRM. En cambio si somos una empresa que quiere que sus comerciales dispongan de una herramienta que les facilite la labor de vender en movilidad la mejor opción es un CRM.

Otras empresas en cambio, necesitan un tipo de venta más accesible y que sean los mismos clientes los que puedan acceder a la tienda online o en una app y añadan ellos de forma autónoma a su carrito los productos deseados. En este caso estaríamos hablando de un Ecommerce. En muchas ocasiones hay empresas que disponen de tiendas físicas pero amplían su mercado y la accesibilidad a sus productos creando una app con acceso para sus clientes. Estos mismos son los que incluyen en su carrito de compra los productos deseados. En este caso, poco o nada interviene el equipo comercial, ya que es la propia app la que se encarga de todo.

En ocasiones, algunas personas pueden confundir las funciones de un Ecommerce con un CRM y se trata de dos apps para ventas muy diferentes.

¿Te ha servido este artículo para saber que app para ventas es la que necesitas? Déjanos tus comentarios y comparte si te pareció interesante.

➡️ ➡️   Estrategia CRM, la mejor táctica para tu negocio