El mundo de los negocios está repleto de términos que muchas veces provienen de vocablos en otro idioma (inglés) o acrónimos de los segmentos de palabras que lo componen.

En este artículo quiero explicar en qué consiste un análisis DAFO, qué pasos debes seguir para realizarlo correctamente. Y, si llegas al final, regalarte una plantilla para poder aplicar este análisis en tu empresa.

DAFO hace referencia al análisis de la situación que podemos realizar sobre cualquier elemento de la empresa (o de la empresa misma) que nos permitirá trazar una estrategia posterior para conseguir una ventaja competitiva.

Se analizan cuatro elementos con respecto al objeto del análisis:

  • Debilidades: Hace referencia a los aspectos negativos de una situación interna y actual del objeto del análisis.
  • Amenazas: Hace referencia a aquellos aspectos externos al objeto del análisis que pueden resultar negativos o nocivos.
  • Fortalezas: En este apartado nos basamos en analizar aquellas cuestiones positivas de la situación actual que posee el objeto del análisis.
  • Oportunidades: En este apartado se analizan qué circunstancias externas al objeto del análisis pueden beneficiar y favorecer el desarrollo del mismo.

Podemos realizar un DAFO sobre la situación de nuestra empresa, de nuestro personal, de un producto que comercializamos,… También si queremos iniciar un negocio o lanzar un nuevo producto.

Llevar a cabo un DAFO implica reflexionar de manera objetiva sobre aquello que queremos analizar. Si no somos realistas y sinceros en nuestras respuestas no resultará efectivo y no tendremos un diagnóstico fiable de los puntos fuertes y débiles de la empresa.

La Matriz DAFO es, por tanto una herramienta de diagnóstico que te ayudará en la toma de decisiones. Gracias a su resultado tendrás más claro que estrategias debes seguir para conseguir progresar y mejorar.

Estrategias a partir del análisis DAFO

Para establecer las estrategias a seguir en el desarrollo de nuestra actividad, el análisis DAFO es el punto de partida.

Las estrategias de un DAFO se basarán en la Matriz CAME:

  • Corregir DEBILIDADES: Para enmendar las debilidades realizaremos Estrategias de Reorientación para intentar disminuir las debilidades que hemos detectado.
  • Afrontar AMENAZAS Las Estrategias de Supervivencia en este caso nos resultarán de utilidad para hacer frente a las amenazas que nos atacan y nos permitan mantenernos a flote en el entorno que nos es hostil.
  • Mantener FORTALEZAS: Debemos centrar nuestras fuerzas en Estrategias Defensivas que nos permitan seguir contando con las ventajas competitivas que poseemos.
  • Explorar OPORTUNIDADES: Y para afrontar las oportunidades que se nos presentan debemos desarrollar Estrategias Ofensivas y “atacar” las oportunidades para no dejarlas escapar.

Además para diseñar estrategias podemos tener en cuenta el DAFO Cruzado (análisis que enfrenta los aspectos positivos y negativos internos y externos)

Gracias a conocer dichos aspectos que se enfrentan podremos combatir las amenazas y las debilidades con nuestras fortalezas y oportunidades.

F + O = Cómo usaremos una Fortaleza para aprovechar una Oportunidad. (Estrategias Ofensivas o de Avance)

F + A = Cómo utilizar una Fortaleza para neutralizar una Amenaza. (Estrategias Defensivas)

D + O = Cómo rectificar una Debilidad para poder aprovechar una Oportunidad. (Estrategias de Reordenación)

D + A = Cómo podemos trabajar en una Debilidad para minimizar el impacto de la Amenaza. (Estrategias de Supervivencia o Defensa)

La idea de contraponer los puntos en este tipo de Matriz es originar opciones de mejora e ideas para combatir los puntos negativos y ampliar los positivos. Simplemente nos servirá para ir un paso más allá de las estrategias CAME, utilizando los recursos a nuestro alcance.

Cómo hacer un DAFO paso a paso

Crear un análisis DAFO es bastante sencillo. Es un proceso similar a realizar una lluvia de ideas, sólo que se hace en relación a los aspectos comentados.

Un error que cometen muchas empresas es realizar el análisis DAFO sin antes tener claro el objetivo del mismo. No solamente realizamos un DAFO para “conocer” la situación actual de nuestra empresa, si no que lo hacemos para mejorar en un aspecto concreto, incrementar ventas, lanzar un producto nuevo,… Conocer el motivo nos ayudará a saber qué aspectos son positivos o negativos en relación al objetivo. Además es posible que una misma idea aparezca en más de un punto.

A partir de ahí sólo hay que sentarse a rellenar la plantilla DAFO, que no es más que un recuadro con cuatro apartados donde incluir los datos.

Un modelo DAFO se puede aplicar en cualquier sector y a cualquier aspecto de la empresa.

Análisis en profundidad

Lo primero que nos debemos fijar es en la situación actual del entorno. Nos ayudará a saber si nuestra empresa (o producto analizado) está a la altura, en qué punto se encuentra y podremos visualizar mejor la situación actual.

A partir de ahí empezaremos con el análisis interno. Es decir, analizaremos las Debilidades y Fortalezas. Debemos estudiar cada aspecto del objeto a analizar. Si es una empresa analizaremos sus departamentos, si es un producto todas sus cualidades,…

Una vez tengamos claro estos puntos, debemos pasar a analizar los aspectos externos: Amenazas y Oportunidades. Conocer el entorno del objeto a analizar (empresa, nuevo proyecto, producto, personal de la empresa, etc.) nos dará la información clave para terminar nuestro análisis.

Podemos asignar una valoración a la idea de cada punto, para obtener una visión menos subjetiva. Así, con el cómputo de la puntuación total, ver en qué aspecto tenemos más puntos. Nos servirá para ver dónde podemos centrar las estrategias.

Podemos decidir, para asignar una puntuación del 1 al 10 (por ejemplo), cómo de importante o que impacto tiene cada idea de cada punto en relación con el objetivo por el que se realiza el DAFO.

Será una buena opción para saber en qué estrategias debemos centrarnos.

Obtener conclusiones

Este tipo de análisis nos ayuda a obtener las conclusiones necesarias para realizar planes de acción e implementar estrategias que nos permitan reaccionar a tiempo y mejorar una situación.

Deberías de revisar periódicamente el análisis para comprobar que las estrategias que se están aplicando están surtiendo el efecto previsto.

A partir de ahí, examinar la evolución puede resultar útil. Podremos seguir el sistema de puntos que hemos comentado antes para ver la evolución y si debemos replantarnos en algún momento las estrategias a seguir.

¿Has realizado alguna vez un análisis DAFO (o FODA) y tienes algún comentario que te gustaría compartir? Descárgate aquí nuestra plantilla para realizar un DAFO.